citas anticlericales

Citas desde: ... y desde las obras de los autore (las traducciones son mias)

Lucrecio (Titus Lucretius Carus, 96?-56 adC). Desde: "De rerum natura". La vida humana es envenenada por el peso de la religión.

Seneca (ca. 5 adC - 65) La religión es vista por la gente común como verdadera, por los sabios como falsa, y por los gobernantes como útil.

Fernando de Magallanes (Fernão de Magalhães, 1480?-1521) La Iglesia dice que la Tierra es plana, pero yo sé que es redonda, porque vi su sombra en la Luna. Y tengo más fe en una sombra que en la Iglesia.

Michel Eyquem de Montaigne (1533-1592) Los hombres de simple comprensión, poco inquisitivos y poco instruidos, hacen los buenos cristianos.

Miguel De Cervantes (1547-1616) Desconfia del buey en frente, de la mula por detrás y del monje en ambos lados.

Christopher Marlowe (1564-1593) Baraba, en "The Jew of Malta, Prologue" Considero la religión no más que un juguete infantil, y digo que no hay pecados, sino inocencia.

Blaise Pascal (1623-1662) desde: "Pensamientos" (1670) Los hombres nunca hacen el mal tan completamente y alegremente como cuando lo hacen por convicción religiosa.

Daniel Defoe (1660-1731) desde: "The True-Born Englishman" Parte II (1701) De todas las plagas que afligen a la humanidad, la peor es la tiranía eclesiástica.

Charles de Montesquieu (1689-1755) desde: "Cartas Persas" (1721) En ningún lugar hubo tantas guerras civiles como en el reino de Cristo.

Voltaire (François Marie Arouet, 1694-1778): (...) todos los días se ven en los países católicos sacerdotes y frailes que, saliendo de un lecho adulterino y sin lavarse las manos manchadas de impurezas, van a hacer dioses por centenares y se comen y beben a su dios y se cagan y mean a su dios. Cuando reflexionan que esta superstición, cien veces más absurda y sacrílega que todas las de los egipcios, valió a un sacerdote italiano de quince a veinte millones de renta y el dominio de un país de cien millas de extensión, alguien quisiera tomar las armas y expulsar al sacerdote que se apoderó del palacio de los Césares. desde "Diccionario filosófico" (1764) artículo "Transubstanciación" citado en "Il Vernacoliere", julio 2001.
- Cada hombre juicioso, cada hombre razonable, debe considerar con repugnancia a la secta cristiana.
-
La superstición nació en el paganismo, la adoptó el judaísmo y contaminó a la Iglesia cristiana desde los tiempos primitivos. Todos los padres de la Iglesia, sin excepción, creyeron en el poder de la magia. La Iglesia la condenó siempre, pero creyó en ella, y no excomulgó a los brujos como desquiciados,sino como hombres que tenían trato con el diablo. desde "Diccionario filosófico" (1764) artículo "Superstición"
-
Nada puede ser más contrario a la religión que la razón y el sentido común.
- Un clérigo es uno que se siente llamado a vivir sin trabajar, a expensas de los desdichados que trabajan para vivir.
-
Cada vez que un acontecimiento importante, una revolución, o una calamidad lleva un beneficio a la iglesia, eso es siempre señalado como el Dedo de Dios. Desde "Diccionario filosófico" (1764)
-
Es obvio que de todas las religiones, la cristiana debía ser la más tolerante; lo malo es que, hasta hoy, quienes han profesado esa religión superaron en intolerancia a los demás hombres. desde "Diccionario filosófico" (1764) artículo "Tolerancia"
-
Quien crea absurdidades hará atrocidades.
-
Las verdades de la religión no están nunca tan bien entendidas como por los que han perdido la capacidad de razonar. Desde "Diccionario filosófico" (1764)

Thomas Paine (1737-1809) De todas las tiranías que afectan a la humanidad, la tiranía en la religión es la peor. Todas las otras especies de tiranías están limitadas al mundo en que vivimos, pero esta intenta saltar más allá de la tumba y busca perseguirnos en la eternidad.

James Madison (1751-1836) La esclavitud religiosa encadena y debilita el espiritu y lo hace incapaz de nobles empresas.

William Blake (1757-1827) "El matrimonio del cielo y el infierno " (1790-3) Tal como la oruga elige las hojas mejores para depositar en ellas sus huevos, el sacerdote lanza sus imprecaciones para los más dulces goces.

Anne Newport Royall (1769-1854) desde: "Missionaries, Black Book" Volume III (1829) Esta gente de la biblia me recuerda otra calamidad similar a esta intriga misionaria, cuando nuestra gente, o cualquier otro poder cristiano iba en África con el pío propósito de raptar a negros, las madres gritaban a sus hijos "¡Huye, huye, ya llegan los cristianos".
As
í, cuando oyes la palabra "biblia", huye y salva tu vida, si no quieres que te roben todo, o que te insulten y te calumnien como hicieron con mi ... y si oyes "conversiones esperanzadas" o "evangelio" no dejar de guardarte las espaldas.

Napoleon Bonaparte (1769-1821)
-
Me encuentro rodeado por sacerdotes que repiten incesantemente que su reino no es de este mundo, pero ponen sus manos sobre todo lo que pueden alcanzar.
- La religión es un formidable medio para tener quieta a la gente.
-
Cada religión ha sido inventada por el hombre.

Stendhal (Henri Beyle, 1783-1842) Todas las religiones son fundadas en el miedo de muchos y en la vivacidad de pocos.

Arthur Schopenhauer (1788-1860) desde: "Parerga y Paralipómena" (1851) La religión es una obra maestra del arte de entrenar animales, porque entrena a la gente sobre cómo deben pensar.

Percy Bysshe Shelley (1792-1822) desde: "La reina Mab: un poema filosófico" (1813)
Y lo curas se atreven chacharear de un Dios de paz.
Aún mientras sus manos son sucias de sangre inocente.
Y entretanto asesinan, desarraigando cada germen
De verdad, exterminando, depredando todo,
Haciendo de la tierra un matadero!

Frances Wright (1795-1852) desde: "Divisions of Knowledge" (1828) Los predicadores mercenarios de cada secta, credo y religion, nunca enseñan, y nunca podrían enseñar, nada que no sea en conformidad con las opiniones de los que los pagan.

Richard Birnie (1808-1888) desde: "Essays: Social, Moral And Political" (1879) ¡Qué gran dosis de vanidad debe espolear la religiosidad de los misionarios! Hay algo melodramático en desembarcar en alguna isla de las Fidji, en bautizar, pervertir y por fin asesinar al confiado salvaje, por quitarle su tierra en el nombre del Altísimo.

Oliver Wendell Holmes, S. (1809-1894)
-
El hombre que está siempre preocupado por la condenación de su propia alma, por lo general tiene una alma que no vale nada.
-
Los hombres son idólatras, y siempre necesitan de algo que adorar y besar, o ante de que hincarse; siempre lo hicieron y siempre lo harán; y si no lo hacen de madera lo hacen de palabras. Desde: "The Poet at the Breakfast Table" (1872)

Edgar Allan Poe (1809-1849) Los pioneros y los misionarios de la religión han sido la verdadera causa de más desórdenes y guerras de cada otra clase de la humanidad.

Charles Dickens (1812-1870) Los misionarios son perfectos fastidios y dejan cada lugar peor de como lo encontraron.

Sir James Paget (1814-1899) No conozco otro libro que haya sido fuente de brutalidad y conducta sádica, tanto pública como privada, que se pueda comparar con la Biblia.

George Eliot (Mary Ann Evans, 1819-1880) Mi infancia fue llena de profundos dolores - cólicos, tos perruna, miedo de fantasmas, Satán, y una deidad en el cielo que se enfadaba cuando yo comía demasiado plum-cake.

Mark Twain (Samuel Langhorne Clemens, 1835-1910) desde: "Letters from the Earth" (1909?; publicado en 1962)
(la biblia) es muy interesante. Hay noble poesía, y unas astutas fábulas, y unas historias ensangrentadas, y unas buenas morales, y abundante obscenidad, y sobre todo mil mentiras.

Émile Zola (1840-1902) ¡La humanidad no llegará a la perfección, hasta que no caiga la última piedra, de la última iglesia, sobre el último cura!

Ambrose Bierce (1842-1914?) desde "El Diccionario del Diablo", 1911.
Clérigo, s. Hombre que se encarga de administrar nuestros negocios espirituales, como método de favorecer sus negocios temporales.
Escrituras, s. Los sagrados libros de nuestra santa religión, por oposición a los escritos falsos y profanos en que se fundan todas las otras religiones.
Religión, s. Hija del Temor y la Esperanza, que vive explicando a la Ignorancia la naturaleza de lo Incognoscible.
Rezar, v.i. Pedir que las leyes del universo sean anuladas en beneficio de un solo peticionante, confesadamente indigno.
Santo, s. Pecador fallecido, revisado y editado.

Friedrich Nietzsche (1844-1900) desde: "El Anticristo" (1895)
Lo que un teólogo siente como verdadero debe ser falso: en esto hay casi un criterio de verdad.

Lemuel K. Washburn (1846-1927) desde: "Is The Bible Worth Reading?"
Si la fábrica paga los impuestos y la iglesia no lo hace, de esto se deduce que un día la iglesia poseerá la fábrica.

Helen H. Gardener (1853-1925) desde: "Men, Women and Gods" pag. 14.
La biblia enseña que un padre puede vender su hija para un esclavo [Ex. xxx, 7], que puede sacrificar su pureza a una multitud [Jueces xix, 24; Génesis xix, 8], y que puede asesinarla, y de cualquier modo ser un buen padre y un hombre santo. Enseña que un hombre puede tener cualquier número de esposas, que puede venderlas, regalarlas o trocarlas, y todavía seguir siendo un perfecto caballero, un buen marido, un hombre justo, y uno de los amigos más íntimos de Dios; y esto es sólo el inicio. Enseña casi cada infamia que hay bajo el cielo contra las mujeres, y no las reconoce como seres humanos libres y autodirigidos. La clasifica como una propriedad, precisamente como una oveja, y le prohíbe pensar, hablar, actuar, o existir, excepto bajo condiciones y límites definidos por un cura.

Theodore Dreiser (1871-1945) Asegura a un hombre que tiene un alma y luego asústalo con cuentos de mojigatas sobre lo que le pasará después, y habrás enganchado un pescado, un esclavo mental.

Bertrand Russell (1872-1970) desde: "Porque no soy cristiano". Mi opinión acerca de la religión es la de Lucrecio. La considero como una enfermedad nacida del miedo, y como una fuente de indecible miseria para la raza humana.

Henry Louis Mencken (1880-1956) desde: "A Mencken Chrestomathy. Sententiæ: Arcana Cælestia" (1949) Teología: Un esfuerzo de explicar el incognoscible poniéndolo en términos que no vale la pena conocer.

Sir Julian Sorell Huxley (1887-1975) desde: "The Creed of a Scientific Humanist ". Recuerdo la historia del filósofo y del teólogo. Los dos estaban entregados en una discusión y el teólogo utilizó la vieja salida sobre el filósofo que se asemeja a un ciego en un cuarto oscuro, buscando un gato negro, que ni siquiera esta allí." Puede ser," contestó el filósofo: "Pero un teólogo lo habría encontrado."

Joseph Lewis (1889-1968) desde: "The Ten Commandments", pag. 66-67. Cambiar un palo en una serpiente y la serpiente nuevamente en un palo puede ser sagaz magia, ¿pero cómo puede una tal demostración pruebar que Moses habló a Dios? Si la única cosa necesaria para probar la verdad de una afirmación extraordinaria fuera demostrar la capacidad de desconcertar, no habría misterios que solucionar.
Si alguien declara que puede hacer volver los muertos a la vida, y como prueba de esta capacidad saca un conejo de un sombrero, es improbable que esto sea la demostración de la verdad de su afirmación; es simplemente un ejemplo de su capacidad en el arte del engaño. Y si él declara de poder volar sin las alas y sin el uso de ayudas mecánicas de cualquier clase, y como prueba de su capacidad saca otro conejo de otro sombrero, esto no es la prueba de su capacidad de volar, sino de su capacidad de mentir, y él sin mucha vacilación será condenado como estafador. La demostración de una cosa no tiene absolutamente ningún peso en probar la verdad de otra, cuando no hay relación entre ellas
.

Henry Marie Joseph Millon de Montherlant (1895-1972) desde "Carnets" La religión es la enfermedad venérea de la humanidad.

Clive Staples Lewis (1898-1963) desde "God in the Dock" . De todas las tiranías, una tiranía ejercitada para el bien de sus víctimas, puede ser la más opresiva. Puede ser mejor vivir debajo de barones ladrones que debajo de omnipotentes meteretes morales. La crueldad del barón ladrón puede a veces sosegarse, su avidez puede en una cierta medida ser saciada; pero los que nos atormentan para nuestro bien, nos atormentaran sin fin, porque los hacen con la aprobación de su propia conciencia.

Jean-Paul Sartre (1905-1980) desde "Le diable et le bon dieu" . No conozco que una sola Iglesia: es la sociedad de los hombres.

Stanislaw Jerzy Lec (1909-1966) desde: "Unkempt Thoughts" (1962) Quién esté libre de culpa que tire la primera piedra. ¡Trampa! Entonces ya no estará libre de culpa.

Francis Harry Compton Crick (1916-2004) Si las religiones reveladas han revelado algo es, precisamente, que suelen estar equivocadas.

John Updike (1932-2009) desde: "La versión de Roger" (1986) Cada vez que la religión entra en contacto con la ciencia, se queda quemada. En el siglo dieciséis la astronomía, en el diecisiete la microbiología, en el dieciocho la geología y la paleontología, en el diecinueve la biología de Darwin. todas ampliaron fantásticamente los límites del mundo y obligaron los curas buscar protección en rinconcitos cada vez más pequeños, cada vez más obscuros, pequeñas sombrías ambiguas cuevas en la psique donde aun hoy la neurología cruelmente los atormenta, desanidandolos fuera del cerebro multi-plisado como piojos de la madera debajo de una pila de leña. Barth tenía razón: totaliter alter. Solamente colocando a Dios completamente en el otro lado de lo humanamente comprensible, podrá ser asegurada cada salvación final para Él.

George Carlin (1937-2008)
-
La iglesia católica es asombrosa: tuve éxito en persuadirnos que hay un Dios misericordioso y caritativo, que creó el cielo y la tierra, que nos ama, que nos quiere a su lado, que es omnipotente y que necesita dinero.
-
Nunca me gustaría de ser miembro de un grupo cuyo símbolo es un tío clavado a dos pedazos de madera.
-
La religión es como un par de zapatos ... encontre uno que se le adapte, pero no me haga usar sus zapatos.
-
La religión ha realmente convencido la gente que hay un hombre invisible - que vive en el cielo - que mira todo lo que haces cada minuto de cada día. Y el hombre invisible tiene una lista especial de diez cosas que él no quiere que hagas. Y si haces cualesquiera de estas diez cosas, él tiene un lugar especial, lleno de fuego y humo y hogueras y tortura y angustia, donde él te enviará para vivir y sufrir y quemar y sofocar y gritar y llorar para siempre, hasta el fin del tiempo! Pero él te ama. Desde: "Politically Incorrect" 29 mayo 1997.

Frank Zappa (1940-1993) Mi mejor mensaje para cualquiera que quiera criar chicos felices y mentalmente sanos es: Mantengan a sus hijos tan lejos de la iglesia como puedan.

Isabel Allende (1942-) desde: "La casa de los espiritus"
- Él decía que el cristianismo como casi todas las supersticiones, hacía al hombre más débil y resignado y que no había que esperar una recompensa en el cielo, sino pelear por sus derechos en la tierra.

Annie Dillard (1945), desde: "Pilgrim at Tinker Creek "
Un cazador inuit preguntó al sacerdote misionario local:
"Si no supiera nada sobre Dios y el pecado, ¿iría al infierno?"
"No", dijo el cura, "no, si no lo sabías.“
"¿Entonces porqué," preguntó serio el inuit, "me lo deciste?"

Dan Barker (1949-) desde: "Losing Faith in Faith: From Preacher to Atheist"
- Tu crees en un libro donde hay animales que hablan, magos, brujas, demonios, palos que se transforman en serpientes, comida que cae del cielo, tíos que caminan en el agua, y todas las clases de historias mágicas, absurdas y primitivas, ¿Y tu dices que somos nosotros los que necesitan ayuda?
-
El concepto mismo del pecado viene de la biblia. ¡El cristianismo ofrece solucionar un problema de su propia fabricación! ¿Serías agradecido a alguien que te corte con un cuchillo para venderte un vendaje?

Dennis Miller (1953-) El 66% de los católicos tiene relaciones sexuales una vez por semana. El número sería más bajo, pero contaron también a los curas.

Rosie O'Donnell (1962-) Necesita creer en Dios para hacerse monja?

Dylan Brody (1964-) Estoy dispuesto a ver las oraciones en nuestras escuelas, si ustedes estan dispuestos a encontrar un lugar para la álgebra en nuestras iglesias.

Giovanni Soriano (1969-) Puntos de vista: creer que un gato negro que te pasa por delante te traiga mala suerte se considera superstición; creer que una mujer “siempre virgen” haya concebido el “hijo de dios” gracias al “espíritu santo” se considera fe.

Francesco Vespa (1985-) ¡Qué buena la religión! Ayer me fui a confesar. Me siento mejor, pero ahora el cura exige doscientos euros para mantener la boca cerrada.

www.spinoza.it (2009) Paquete seguridad, los hijos de los inmigrantes ilegales serán confiados a los servicios sociales. Miremos a la faceta positiva: una vez los habrían confiados a los curas.

Simone Salis (?) Demasiados papas se murieron en el trabajo. El Ministerio Fiscal abre una investigación. desde: Lercio TG - StaiSerena, Rai Radio2, 27 marzo 2015.


desde "CONTRO IL CONCORDATO*" en "Cuore" n. 38 - 24 Septembre 1990
(* el Concordato es el pacto entre Italia y estado del Vaticano, ratificado en 1929 y de nuevo en 1984)

Dante Alighieri (1265-1321): envía al infierno a todos los papas de su época, y contra ellos así hace hablar San Pedro:

"El que usurpa mi sitio en tierra,
mi sitio, mi sitio vacante
en presencia del hijo de Dios,
hace de mi cementerio una alcantarilla
de sangre y de hedor, donde el perverso
que cayó aquí abajo, se apacigue"
y define la sede papal como:
"el lugar en donde todo el dia Cristo es vendido y comprado
"

Giovanni Boccaccio (1313-1375): todo su Decameron, y particularmente sus primeros cuatro cuentos, son campanas de laicidad. En el tercero el judío Melchisedec habla de Roma: "aquí me parecía de no ver ninguna santidad, ninguna devoción, ningún buen labor o ejemplo de vida o de otro, en alguien que fuera clérigo; sino sólo me pareció ver lujuria, avaricia y glotonería y cosas similares o peores (si puede existir algo peor), con mucho gusto de todos y juzgo que ella sea una fragua de actos diabólicos más bien que divinos."
Por estas razones se converte a la religión cristiana, pensando que solamente el espiritu santo pueda ayudarle, siendo tales los sacerdotes en Roma.

Francesco Petrarca (1304-1374): el más apacible de los poetas así refiere de la corte papal:

"Llama del cielo llueva sobre tus trenzas
Nido de traiciones, en el cual se empolla
todo el mal que se esparce en el mundo;
en qué la lujuria hace el ensayo general.
En tus cuartos viejos y muchachas
van bailando, y Belcebú en el centro
con los fuelles, con el fuego y los espejos.
"

Leonardo da Vinci (1452-1519): en sus "Profecías" se ríe de las "falsas ciencias mentales", como la teología, y de las confesiones y indulgencias, y estigmatiza irónico el lujo de la iglesia:
"
Muchos dejaran los ejercicios y las fatigas y la pobreza de vida y de bienes, e irá vivir entre riquezas y en edificios triunfantes, demostrando ser esta la manera de hacerse amigo de Dios".

Maquiavelo (Niccolò Machiavelli, 1469-1527). Su espiritu laico es renombrado:
"
Los pueblos que estan más cercanos a la iglesia romana, jefe de nuestra religión, tienen menos religión"
Merece la pena recordar quién es el autor de la expresión "
el fin justifica los medios", para la cual fue tan reprobado por los curas. En 1503 él escribió al señor de Florencia que el cardinal Riario, sobrino del papa Sixto cuarto, le había dicho que "en cada cosa los hombres miran al fin en vez que a los medios". Y más adelante en la Mandragola, él hace repetir al cínico fraile Timoteo: "por otra parte, en cada cosa tenemos que considerar el fin". Demos a Maquiavelo lo que es de Maquiavelo, y a los cardenales lo qué es de los cardenales.

Francesco Guicciardini (1483-1540): en sus "Memorias" declara:
"
Tres cosas deseo ver antes de mi muerte, pero dudo, aunque viviera una vida larga, de no ver ninguna de ellas: la primera es vivir en una república ordenada en nuestra ciudad, luego ver mi Italia liberada de todos los bárbaros, y en fin ver el mundo liberado de la tiranía de estos perversos curas".

Miguel Ángel (Michelangelo Buonarroti, 1475-1564): reanuda la invectiva de Dante contra el Vatican:

"aquí los cálices se convierten en yelmos y espadas
y la sangre de Cristo se vende al por menor,
y la cruz y las espinas se convierten en lanzas y rodelas:
y hasta Cristo pierde la paciencia
".

Torquato Tasso (1544-1595): obsesionado por miedos religiosos y acusado por la Santa Inquisición, se queja:
"
que con velados artificios le hicieron mantener, fuera de todas sus intenciones, algunos libros prohibidos: y además que era consciente de haber pronunciado con algunos otros ... algunas palabras muy escandalosas, que habrían podido poner algunas dudas sobre su fe". Y agrega: "El suplicante ha sido encogido como pecador de humor melancólico, y purgado contra de su voluntad".

Fray Paolo Sarpi (1552-1623): en su "Historia del Concilio de Trento" para la cual fue perseguido por los jesuitas, observa:
"
Si acaso había una sola razón de permitir que los clérigos casen, era ... que entre quinientos curas católicos, se encuentra apenas uno que no sea fornicador ... , y que parece muy absurdo no admitir a clérigos casados y tolerar a los fornicadores: y seguir siendo ambiguos, quiere decir quedarse sin sacerdotes".

Giuseppe Parini (1729-1799): abad, como miembro de una comisión por la reforma de los estudios, declaró:
"
La mediocridad, bajeza y corrupción en todas las clases de escuelas formalmente colocadas o calladamente reducidas bajo dirección de los frailes (jesuitas) ... y el drástico decaimiento de las universidades (donde) ser caídas casi siempre en las manos de los frailes, introdujo el mismo espiritu vicioso, falso y faccioso, que se encuentra en sus instituciones, en sus colegios y en las escuelas que de todos modos vinieron bajo su cuidado".

Galileo Galilei (1564-1642): la historia de su abjuración forzada es renombrada, pero se conoce menos su espíritu cáustico al hablar de curas y frailes, en su capítulo en reprensión del hábito:

"y si quieres conocer a unos malos hombres
malvados, perversos y inescrupulosos,
tu debes conocer a curas y frailes,
que son llenos de bondad y devoción
".

Tommaso Campanella (1568-1639): otra gran víctima de la persecución, escapó de la hoguera, pero pasó su vida en cárcel. Se dirige así a Cristo:

"Tus seguidores, asemejándose más,
a los que te crucificaron, que a ti crucificado,
están hoy, oh buen Jesús, completamente lejanos
de los costumbres que tu sabiduría prescribió.
Lujurias, insultos, traiciones y riñas ...
".

Vittorio Alfieri (1749-1803): despotrica así contra el estado de Roma, territorios sin estado y iglesias sin religión:

"Vacía y malsana región que nombras
a ti misma estado: áridos
campos incultos ...
ricos patricios ..., y tontos más que ricos:
un príncipe, hecho feliz por la estupidez de los otros:
Ciudad, sin ciudadanos: augustos templos,
y ninguna religión: leyes injustas,
que se cambian cada lustro, ponendose peores;
Las llaves, que una vez fueran compradas por los impíos
para abrir la puerta del cielo, ahora son vetustas por edad:
Oh, Roma, eres el asiento de cada vicio?
"

Ugo Foscolo (1778-1827): fue el primer a interpretar la historia de la literatura fuera de los esquemas clericales, reprobando al clero: "tiene la educación de los jóvenes enteramente en sus manos", y anota: "La educación puede ser organizada de manera que produzca solamente habilidades mediocres, y los colegios de los jesuitas atestaron a Italia con versificadores, declamadores y autores ordinarios, llenos de afectación y de mal gusto. Y si esa edad dio a algún hombre que merecía la admiración y la gratitud de la posteridad, éste se encontró en un estado continuo y peligroso de guerra contra los jesuitas".

Alessandro Manzoni (1785-1873): defensor del moral católico y de la iglesia, ya que había votado, siendo senador del reino, por la proclamación de Roma como capital de Italia, incurrió en la excomunión, y por lo tanto fue enterrado en el cementerio de los acatólicos, en donde todavía su cuerpo descansa.

Luigi Settembrini (1813-1876): un espiritu religioso y liberal, soportó la cárcel borbónica, sabiendo bien la razón:
"
Entre los curas más abominables el gobierno elige los más estúpidos y perversos, los nomina obispos y les entrega el cuidado de las almas, la instrucción, la policía de la diócesis y la vigilancia de la conciencia de todos. Por lo tanto los obispos son poderosos espías de los intendentes de policía".

Giuseppe Mazzini (1805-1872): espiritu religiosísimo y campeón de democracia:
"
Libertad y papa están en contradicción. ¿Entonces, en el conflicto entre el papa y la libertad, a quién toca la victoria? ... ¿En cuál de las dos teorías, representadas por el papa y por la libertad, hay una esperanza? Hablemos a los sacerdotes en buena fe. Dejamos cada estímulo de pasión, cada vanidad de defensa, y miremos alrededor... ".

Giuseppe Garibaldi (1807-1882): "Nuestra hermosa patria será grande cuando será libertada de la negra banda escrofulosa de los jesuitas y jesuitantes... Me imaginaba con razón que había llegado el tiempo de hacer derrumbar la choza pontificia y adquirir a Italia su ilustre capital... Todo prometía en fin la caída del cura, enemigo del género humano".

Francesco De Sanctis (1817-1863): "Quieremos enseñar la verdad por medio de la mentira, y inculcamos en los otros ciertas ideas, de las cuales nos reímos en el secreto de nuestra conciencia, y gritamos contra los curas, y nos ponemos el birrete del cura". Y pone en guardia: "Ni los concordatos consolidaron la fe, ni las constituciones consolidaron las libertades".

Benedetto Croce (1866-1952): "Todo este fermento... generó en 1846 a un papa liberal, Pio Nono. Algo imposible, por lógica y realidad".

Antonio Gramsci (1891-1937): "... el sofisma seudo-historicista según el cual los pedagogos no religiosos (no confesionales), y en realidad ateos, permiten la enseñanza de la religión católica porque la religión es la filosofía de la niñez de la humanidad que se renueva en cada niñez no metafórica".
Quizás necesitaría investigar mejor sobre cuál sofisma seudo-historicista nos condujo extender hoy esa enseñanza desde los tres hasta los diecinueve años.

escépticos romanos

Giuseppe Gioachino Belli, (1791-1863) Sonetti, Mondadori, Milano, 1984. (coordinador: Pietro Gibellini)

EL EJEMPLO (30 abril 1834)
Considerando cómo son acidiosos
estos malos curas malvados y traidores:
Examinando cómo son rabiosos,
codiciosos, avaros, soberbios y folladores;

Tomas aliento un poco y te animas
te dormes más tranquilo y te descansas:
por qué sus vicios peores
sirven para iluminar los escrupulosos.

Es el clero que nos enseña a hacer igual,
el clero, el clero, que ha olvidado el gran precepto
de amar al prójimo como a si mismo

Mientras que los curas ofenden el decoro
y la ley de Dios es muerta en sus corazones,
¿quién deseará respetar su ley?

LAS RISOTADAS DEL PAPA (17 noviembre 1834)
¿Que el papa ríe? ¡mal, amigo! Es señal
Que pronto su pueblo va a llorar.
Las carcajadas de este buen padrastro*
Para nosotros hijastros van siempre juntas.

Estas jetas que llevan la tiara
Se asemejan todas a las castañas:
Lindas por fuera, y pues, por dios de madera,
Mohosas adentro, y llenas de fallas.

¿El papa se rie? Hay malos ratos en el aire:
Tanto m
ás que sus risas en estos tiempos
No me parecen cosa necesaria.

Mis hijos queridos, pongan bien atención
Soberanos en alegría son malos ejemplo
s
¿Qué hace el que rie?
¡Enseña los dientes!

* Nota al pie de la página del autor: Nuestro romano tiene razón. En hecho somos hijos de Jesús Cristo y de la iglesia, su novia, que, puesto que se murió su primer marido, volvió a otras bodas, y aún no deja, a pesar de su decrepitud.

LOS CARDENALES EN LA CAPILLA (20 abril 1846)
(...)
me gustaría de leer adentro de sus corazones
cuántos de ellos creen en Dios.

Giggi Zanazzo (1860-1911) Tradizioni popolari romane. Novelle, favole e leggende romanesche. Edizioni La Bancarella Romana. Roma, 1994 (reimpresión de la edición original de 1907-1910). Vol. II, pag.350-351.

EL CASO DEL CRUCIFIJO
Un día el papa oyó la noticia, que ya se había difundido en toda la ciudad, que había un crucifijo que - ¡nada menos! - sudaba sangre.
La ciudad entera fue a ver esa especie de milagro, y el ermitaño que poseya el crucifijo ganaba mucho dinero.
El papa Sixto quinto no era un tonto, ni deseaba que los otros pasaran como tontos.
Así un día, subendo en el coche, dijo al cochero:
"Vamos a ver ese Cristo que orina sangre".
Apenas llegó allí, él dijo al ermitaño:
"Déme ese crucifijo".
Entonces tomó una azuela prestada por un carpintero que trabajaba allí cerca, y diciendo:
"Como Cristo te adoro, y como madera te parto"
lo golpeó con la azuela y lo partió en cien pedazos.
¿A que no adivinas?: Adentro había una especie de dispositivo hecho con una esponja impregnada en un tinte rojo de modo que, cuando se tiraba un cordel, la esponja se estrujaba y sueltaba el tinte rojo, que filtraba fuera de algunos pequeños agujeros y goteaba sobre el crucifijo.
¡Puedes imaginar cómo quedó decepcionada la gente cuando vió qué especie de timo contra ella había sido descubierto!
Pero el ermitaño se quedó aún más decepcionado cuando, por orden del papa, fue agarrado por los polizontes, después procesado y enviado a la inquisición.

enlace con "La Biblia apostillada por los escépticos"

el cristianismo no inventó nada: leas aquí

Me disculpo por cualquier error en la traducción española:
si deseas comunicar conmígo para correcciones y/o comentarios,
escríbeme

página creada el: 23 junio 2008 y puesta al día el: 11 maio 2019