Costantino Quaglieri

El obrero anarquista Costantino Quaglieri murió el 12 de febrero de 1895, tres días antes de su vigésimo segundo cumpleaños mientras estaba detenido en la cárcel de Regina Coeli en Roma. Según la versión oficial de la jefatura de policía, el joven murió por "estrangulamiento voluntario", pero de inmediato muchos sospecharon un asesinato cometido por la policía.

Vida privada
Costantino nació el 15 de febrero 1873 en Arpino, en aquella época en la provincia de Terra di Lavoro, (también llamada Caserta), actualmente en la provincia de Frosinone, hijo de Domenico y de Vincenza Loreta Vallucci. No era miembro de ningún grupo político y, además de trabajar como obrero, era alumno del Istituto di Belle Arti (la actual Accademia di Belle Arti di Roma), donde estaba regularmente galardonado al final del año académico.

Las protestas de finales de 1800
A finales del siglo XIX, las clases subalternas sufrían graves desventajas por desempleo, alza de los precios y aumento de los impuestos. Los socialistas, los anarquistas y los republicanos organizaron manifestaciones de protesta en toda Italia, severamente reprimidas. En 1882 Andrea Costa fue el primer socialista en ser elegido en la Cámara de Diputados, en 1892 se fundó el Partido Socialista Italiano y en 1895 se fundó el Partido Republicano Italiano.

Las bombas de 1893
En los primeros meses de 1893 se produjeron más de una docena de ataques con bombas en el centro de Roma, incluido uno en la noche entre el 13 y el 14 de febrero frente a la villa del senador derechista Corrado Tommasi Crudeli, en via Balbo (véase noticia en Il Messaggero y en L'Osservatore romano), y otra el 20 de febrero frente a la casa del diputado socialista Enrico Ferri en via Cavour, 57 (véase noticia en Il Messaggero). Después de unos días, el 23 de febrero, la policía arrestó a siete anarquistas: Umberto Pagliai, Emilio Pocorni, Michele Pulcini, Cesare Bensi, Domenico Fedeli, Raul Santiangeli y Gualtiero De Angelis (véase noticia en L'Osservatore romano). Los siete fueron acusados de ocho explosiones que ocurrieron desde el 22 de enero. Más tarde, fueron arrestados Carlo Celli, Temistocle Monticelli, Giovanni Forbicini, Umberto Mancini, Alceo Latini, Giuseppe Innocenzi, Tito Lubrano, Giacomo Moretti, Ernesto Emiliani, Luigi Zecchini, Casimiro Chiocchini, Edoardo Orazi, Giuseppe Del Bravo, Filippo Troia, Vincenzo Vittorio Orazi, Adriano Vincenzoni y Emilio Paolini.

El juicio de Palermo
A partir de finales de 1893, las durísimas condiciones de vida de las clases subalternas de Sicilia generaron el movimiento de los Fasci dei lavoratori (Manojos de los trabajadores), animados por peones, azufreros, obreros y mineros, inspirados por ideas socialistas, que sufrieron la represión sangrienta del gobierno liderado por el siciliano Francesco Crispi. Después de la represión, se inició un juicio contra los líderes del motín, que comenzó el 7 de abril de 1894 frente a la primera sección del Tribunal Militar de Guerra de Palermo en via del Parlamento, 32 (véase la lápida). El veredicto, pronunciado el 30 de mayo de 1894, condenó al diputado socialista de Catania Giuseppe de Felice Giuffrida a 18 años de prisión por conspiración contra los poderes del Estado y incitación a la guerra civil. Rosario Garibaldi Bosco, Nicola Barbato y Bernardino Verro fueron condenados a 12 años, Giacomo Montalto a 10 años y otros tres acusados entre 2 y 5 años.
El veredicto durísimo suscitó manifestaciones de solidaridad y protesta en toda Italia. También se llevaron a cabo muchos ataques con bombas, que desencadenaron nuevos arrestos, que al no tener pistas reales de culpabilidad, involucraban a personas ya conocidas por la jefatura de policía, como anarquistas, socialistas y republicanos.
El gobierno de Crispi introdujo medidas represivas severas para contrarrestar la ola de protestas populares, incluido el arresto domiciliario, establecido con la ley n. 316 del 19 de julio de 1894, impuesto a los sujetos "considerados peligrosos para la seguridad pública", lo que obligava a los condenados a permanecer hasta tres años en lugares lejos de su residencia y a menudo remotos (por ejemplo, las islas Lipari o Ponza) privados de cualquier medio de subsistencia. La asignación al arresto domiciliario se decidía por una comisión provincial que por "serias razones de seguridad pública" también podía deliberar el arresto preventivo de la persona propuesta para la medida restrictiva.

Las bombas de 1894
En la noche del 31 de mayo de 1894, dos bombas estallaron en el Ministerio de Guerra (actualmente Ministro de Defensa) en via Firenze, en la esquina con via XX settembre, y en el Ministerio de Gracia y Justicia, que en aquel entonces se hallaba en el palacio Odescalchi en la esquina entre vicolo del Divino Amore y piazza Borghese, cerca del palacio de Montecitorio (sede del Parlamento), sin causar daños personales y provocando escasos daños materiales (véase noticia en L'Osservatore romano). Por estos atentados el 1ro de junio, la policía arrestó a Giovanni Forbicini, Giovanni Del Bravo, Umberto Faina y Costantino Ghiglieri (en realidad, probablemente Quaglieri). Las investigaciones fueron realizadas por el delegado de policía (comisario) Poli, el infame jefe del Escuadrón Político de la Jefatura de policía, dirigida por el commendador Siro Sironi.

La muerte en Regina Coeli
La secuencia de eventos que llevaron Quaglieri a la muerte comenzó cuando su amigo y compañero de trabajo Giovanni Forbicini (1874-1955), un líder anarquista con orígenes romañolas lo llamó como testigo de descargo, ya que estaba siendo investigado por la explosión de las dos bombas de febrero de 1893 en las casas de Tommasi Crudeli y Ferri. Forbicini había sido llevado ante la comisión provincial de arresto domiciliario, que al final del procedimiento lo absolvió, así como al mismo Quaglieri. Después de seis meses de detención, el tristemente célebre "libro negro" de la jefatura de policía dio lacónicamente la noticia de la muerte de Costantino. Según la versión oficial entre las 11:00 y las 12:00, encontraron a Quaglieri colgado en los barrotes de la ventana de su celda, la número 4 del cuerpo intermedio de Regina Coeli, con una toalla unida con un pañuelo. Fue socorrido y acostado en su cama de tablas, pero dejó de vivir poco después.

La prensa
El periódico "Per la libertà" ("Por la libertad") del 14 de febrero de 1895, cuentó la historia de Costantino Quaglieri, y le dio crédito a la tesis del suicidio con una toalla, siendo Costantino "impresionado por su propio deterioro físico y colapso moral" de los cuales se habría dado cuenta su madre cuando lo visitó en la cárcel. El periódico, sin embargo, atribuyó la culpa del suicidio al acoso sufrido en prisión y concluyó la breve noticia escribiendo: "Al delegado real Poli, asesino de los más vulgares, la maldición de todas las personas honestas".
Aún el periódico del Vaticano L'Osservatore Romano informó brevemente la noticia, atribuyendo la muerte al suicidio, ocurrido por razones desconocidas, mientras que el periódico de Roma Il Messaggero informó la noticia de la muerte con el título "L'impiccato a Regina Coeli - Una vittima della polizia" ("El ahorcado en Regina Coeli - Una víctima de la policía"). El periódico se refería a los rumores que justificaban la tesis de un asesinato por parte de la policía, como indicado en el título, y prometía un examen más detallado de los hechos.

Avanti!
Poco más de dos años después, el 20 de mayo de 1897, el periódico socialista Avanti! (¡Adelante!) reanudó el caso, que no había podido tratar en aquel entonces, dado que el primer número del periódico se publicó el 25 de diciembre de 1896. Con un suelto, el periódico ponía seriamente en duda la hipótesis del suicidio, en concomitancia con las controversias y investigaciones sobre la muerte del carpintero socialista de Jesi Romeo Frezzi (véase mi página sobre él) asesinado por la policía en la cárcel de San Michele a Ripa. Avanti! explicaba que la madre de Quaglieri se había ido y venido entre la cárcel y la morgue durante dos días para ver el cuerpo de su hijo, pero no se le permitieron hacerlo, no le habían dicho si la autopsia se había realizado, ni por quién, y aún menos su resultado. Además, según la jefatura de policía, Quaglieri habría escrito con su sangre en la pared de la celda la frase: "Mi ammazzo, addio!" ("¡Me Voy a matar, adiós!"), pero a su madre no se le permitió ver la inscripción. Según el periódico, el motivo del asesinato fue la venganza del delegado Poli contra Quaglieri, por defender a Giovanni Forbicini y proporcionarle una coartada creíble, dada la seriedad del mismo Quaglieri. Sin embargo, poco después de la muerte del joven, Poli había sido transferido (Avanti!, 20 mayo 1897, pág. 3). Cuatro días después, Avanti! publicó un nuevo reanudación del caso Quaglieri, con más detalles, reiterando dudas sobre el presunto suicidio y confirmando la tesis de la venganza (Avanti!, 24 mayo 1897, pág. 2).

Suicidio improbable
Según Il Messaggero del 13 de febrero, el día antes de su muerte, Quaglieri había encontrado a su madre y a sus hermanas Francesca y Cecilia, a quienes se había mostrado calmado y sin dar ningún indicio de abatimiento que pudiera llevarlo a quitarse la vida. Costantino le dijo a su madre que "cuando habría sido liberado, él hubiera querido borrar con tantos besos y caricias la arruga de lágrimas cavada por su arresto". Además, Costantino sabía que su familia necesitaba su ayuda material y no la habría privada de su apoyo.

Los hermanos de Costantino
En el registro de la cárcel de Regina Coeli en Roma, en el número 10648 resulta en entrada un hermano de Costantino, Ettore Quaglieri, fue arrestado el 14 de septiembre de 1894 a las 6:20. Había nacido en Arpino en 1879, y por lo tanto tenía quince años, vivía en Roma en viale Margherita, 20, era de profesión cerrajero, sin propiedades y de religión católica, arrestado el día anterior por violación de los artículos 258 y 263 del Código penal. El artículo 258 castigaba a quienes gastaban o, de todos modos, ponían en circulación monedas falsas. El artículo 263 igualaba a moneda las tarjetas de crédito públicas, en particular las que tienen curso legal como moneda, cupones de bonos al portador con estado de valores negociables y cualquier otra moneda de curso legal o comercial emitida por instituciones autorizadas para emitirlas. Ettore fue sentenciado a cuatro meses y veinte días de prisión el 17 de mayo de 1893, incluido el período que ya cumplió del 21 de abril al 21 de mayo de 1893, y fue enviado a los Carabinieri el 14 de octubre de 1894 para cumplir el resto de la condena en la cárcel de Frascati. La indulgencia del veredicto sugiere que Ettore había recibido la moneda falsa de buena fe (pena de hasta seis meses según el artículo 258) y no de manera maliciosa (pena de 1 a 7 años o de 3 a 10 años en los casos más graves).
Otra hoja de datos del registro, sin número, se refiere al mismo Ettore, con la misma fecha de arresto del 13 de septiembre y la misma fecha de entrada en prisión, pero a las 8:00 de la tarde en lugar de a las 6:20 de la mañana, todavía con domicilio en Viale Margherita, pero en el número 300 en lugar de 20, y con acusación de "gasto de billetes falsos" en lugar de indicar los artículos del Código Penal.
Otro hermano de Costantino que aparece en los registros de la prisión de Regina Coeli es Cicerone, nacido en 1880, viviendo en Viale Margherita 306, de profesión pintor (en Roma este término también significa pintor de inmuebles), y que fue arrestado el 2 de diciembre de 1894, entonces a la edad de catorce años, por robo, y dos días después ingresó a Regina Coeli.
El joven fue puesto en libertad el 12 de diciembre del mismo año por sobreseimiento, por orden del fiscal del rey.

Similitudes
Costantino Quaglieri murió mientras estaba bajo custodia policial, como le sucedió dos años después a Romeo Frezzi, en 1901 al regicida anarquista Gaetano Bresci (véase mi página sobre él), en 1903 al marinero siciliano Giacomo D'Angelo (mi página web sobre él está en construcción), en 1930 al joven comunista de Calabria Rocco Pugliese (véase mi página sobre él), y al trabajador ferroviario anarquista Giuseppe Pinelli, echado por una ventana de la jefatura de policía de Milán el 16 de diciembre de 1969.
Sobre el caso de Costantino Quaglieri, aparentemente no se inició ninguna investigación, no se investigó a ningún policía, de hecho, al contrario ni siquiera se publicaron los nombres de los guardias involucrados, y solo se transfirió al delegado Poli.

Memoria
Costantino Quaglieri fue enterrado el 13 de febrero en la "nueva sección" del cementerio de Campo Verano de Roma. Diez años después de su muerte, el 19 de febrero de 1905, su cuerpo fue incinerado y la urna con sus cenizas, con el número 1137, fue transportada por sus camaradas al depósito municipal de las urnas, ubicado dentro del cementerio, donde Michele Pulcini para los socialistas, P. Gibertoni para los republicanos y Giovanni Forbicini para los anarquistas dieron discursos. La madre de Costantino estaba presente y agradeció profundamente conmovida a los participantes.
Un grupo socialista-anarquista de los barrios de Borgo-Prati fue dedicado a Costantino. El grupo, según un informe de la Prefectura, ya existía en marzo de 1906. El grupo "Costantino Quaglieri" presentó al Congreso Anarquista Italiano en Roma de 16-20 de junio 1907 la moción “Gli anarchici e il movimento antimilitarista” ("Los anarquistas y el movimiento antimilitarista"), y publicó un artículo con el mismo título en el periódico "Il pensiero" ("El Pensamiento") del 1
er julio 1907. El grupo, el 17 de febrero de 1907 en el 307° aniversario del asesinato de Giordano Bruno, editó la publicación del número único "Per Giordano Bruno : la parola dei liberi" ("Para Giordano Bruno: la palabra de los libres") (enlace).
Además, el grupo participó en las protestas contra la visita del zar Nicolás II a Italia, y junto con otros firmaron el documento “Contro la venuta dello zar” ("Contra la venida del zar"). El emperador, dado el alto riesgo de disturbios debido a las protestas de los ciudadanos romanos, se vio obligado a abandonar la visita a la capital, y llegó en tren desde Francia, recibido por el rey Victor Manuel III. Los dos soberanos el 23 de octubre de 1909 alcanzaron juntos el castillo de Racconigi cerca de Turín, donde firmaron un tratado bilateral.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:
AdS - Archivio di Stato di Roma - succursale di via Galla Placidia - Fondo "Carceri giudiziarie romane (1870-1929)". BP54 y BP57.
BADON Cristina (2018) Gli anarchici romani nella crisi di fine XIX secolo: una storia da riscoprire. Storia e Futuro, Numero 48, dicembre 2018.
enlace
BISCIONE Francesco Maria (1987) De Felice Giuffrida, Giuseppe. Dizionario Biografico degli Italiani - Volume 33. enlace
CODICE PENALE per il Regno d'Italia. Stamperia Reale, Roma, 1889. Publicado por la Università degli Studi di Brescia, Facoltà di Giurisprudenza.
DA PASSANO Mario (2005) Il «delitto di Regina Cœli». Diritto e Storia, n.4 - In memoriam - Da Passano
enlace
FORBICINI Giovanni (1910) Memorie di uno sciagurato. Libreria Editrice Libertaria, Roma.
GRELLA Pasquale (1987) Appunti per la storia del movimento anarchico romano dalle origini al 1946. De Vittoria, Roma
IL MESSAGGERO Colección digital de la Biblioteca Nazionale Centrale di Roma.
LISANTI Francesco (2014) Apologia di Gaetano Bresci. Booktime, Milano.
PER LA LIBERTÀ (1895) anno I, n. 6, 14 febrero 1895, pág. 4.

Sitios web consultados:
Anarchopaedia - artículo "Giovanni Forbicini" - enlace
Wikipedia - artículo "Giovanni Forbicini" - enlace
Biblioteca Libertaria Armando Borghi - enlace
Giovanni Forbicini (vida y obra) - enlace
Il libro del passato - enlace
Isole nella rete - enlace
Per Giordano Bruno - Biblioteca Franco Serantini - enlace
Biblioteca digitalizzata del Senato della Repubblica (Avanti!) - enlace
Colección digital de periódicos de la Biblioteca Nazionale Centrale di Roma (Il Messaggero)
Colección digital de periódicos de la Biblioteca di Storia Moderna e Contemporanea di Roma (La Domenica del Corriere)
Colección digital de periódicos de la Biblioteca della Pontificia Università Gregoriana (L'Osservatore Romano)

Archivos consultados:
Archivio di Stato di Roma - succursale di via Galla Placidia
Biblioteca Nazionale Centrale di Roma
Biblioteca di Storia Moderna e Contemporanea di Roma
Biblioteca della Fondazione Lelio e Lisli Basso - Roma (Per la Libertà)
Biblioteca Centrale Giuridica - Roma
Biblioteca Comunale Guglielmo Marconi - Roma


Me disculpo por cualquier error en la traducción española:
si desean comunicar conmígo para correcciones y/o comentarios,
escríbanme

página creada el: 26 junio 2020 y puesta al día el: 26 junio 2020